CÓMO LIMPIAR LA PLATA: limpiar la plata de la oscuridad en casa, que limpiar

Disuelva 1-2 cucharadas de bicarbonato de sodio en 500 ml de agua, ponga esta solución al fuego y, cuando el agua hierva, ponga plata y un trozo de papel de aluminio normal. Después de 10-15 minutos, la plata brillará como nueva. O simplemente puede remojar los artículos en una solución de bicarbonato de sodio durante unos minutos y luego limpiarlos con un paño suave.

Coloque papel de aluminio y una pieza de plata en el fondo de la cacerola para eliminar cualquier acumulación de las joyas. Hierva agua y agréguele bicarbonato de sodio o ceniza de sodio a razón de 50 g por 1 litro de agua. soda. Espera a que hierva la mezcla y llena la decoración con esta solución. La sosa y el aluminio reaccionarán con el sulfuro de plata y después de unos minutos la negrura desaparecerá. La cadena o los pendientes brillarán como nuevos.

La plata se puede limpiar y blanquear fácilmente en casa con agentes de limpieza disponibles comercialmente. Elija cualquier método de limpieza de plata que le guste y comience.

Método número 1: limpieza con lápiz labial

El lápiz labial regular es uno de los mejores limpiadores para la plata. En su composición, contiene dióxido de titanio y mucha grasa. El dióxido limpia bien de la suciedad y la grasa contribuye a pulir y dar brillo.

  • Tome cualquier tubo y algodón que esté alrededor.
  • Lubrique las joyas con lápiz labial y frote hasta que chirríen.

La decoración se limpia de negrura ante nuestros ojos.

El único inconveniente es que la limpieza solo es eficaz en superficies lisas.

Método número 2: limpiar la plata con pasta de dientes

La pasta de dientes contiene micropartículas abrasivas de pulido: tiza, arena, etc. Eliminan perfectamente la placa de las joyas de plata sin rayarlas. Aplica la pasta a un cepillo húmedo. Es deseable que tenga vellosidades suaves. Limpian la superficie con más cuidado y penetran más profundamente en el tejido decorado de una cadena, anillo o pendiente. Finalmente, enjuague las joyas con agua tibia y frote con un paño de microfibra suave.

Lea aquí cómo elegir un anillo para resaltar la dignidad de sus manos.

Si la negrura de una cadena de plata u otras joyas aún permanece, intentaré

tomar un camino radical. Mezcle amoniaco con pasta de dientes o polvo de dientes. Frote el producto con este compuesto, luego enjuague con agua.

Método número 3: limpieza con yema de huevo

Este método "vino" a nosotros desde la antigüedad, cuando los artículos de plata se valoraban más que los de oro. Remoja una bola de algodón en la yema y frota las superficies de la decoración. Luego déjelo secar y lávelo con agua. Su colgante o broche no solo se limpiará bien, sino que no se ensuciará durante mucho tiempo. La yema de huevo protege contra los óxidos de pardeamiento.

Método número 4: limpiar plata con soda y papel de aluminio

Esta es la "receta" más rápida para limpiar la plata y una de las más efectivas. Coloque papel de aluminio y una pieza de plata en el fondo de la cacerola para eliminar cualquier acumulación de las joyas. Hierva agua y agréguele bicarbonato de sodio o ceniza de sodio a razón de 50 g por 1 litro de agua. soda. Espera a que hierva la mezcla y llena la decoración con esta solución. La sosa y el aluminio reaccionarán con el sulfuro de plata y después de unos minutos la negrura desaparecerá. La cadena o los pendientes brillarán como nuevos. Enjuáguelos con agua corriente y séquelos.

No limpie las joyas de plata con piedras con soda "seca". Los abrasivos afectan agresivamente la estructura porosa de las inserciones naturales: perlas, turquesas, corales, etc. Las piedras se vuelven turbias con el tiempo y pierden su brillo natural.

Método número 5: limpiar plata con peróxido de hidrógeno y amoníaco

Tome partes iguales de amoníaco y peróxido de hidrógeno. Mezclar y colocar la decoración en la solución resultante. El recipiente debe estar bien cerrado, porque los vapores de la solución de amoníaco son cáusticos y con un olor inquietante. Remoje las joyas en la solución durante 15-20 minutos, luego enjuague con agua y seque.

No empape anillos y aretes si las piedras están pegadas y no aseguradas con "pies". En agua, el pegamento se mojará y las piedras se caerán.

Queremos advertirte: limpiar la plata con peróxido de hidrógeno es un riesgo injustificado. A pesar de que el peróxido de hidrógeno blanquea bien la plata, reacciona activamente con otros productos químicos. Si desconoce la composición de su producto, el resultado puede ser el contrario al deseado. La decoración se volverá opaca, aparecerá una capa oscura. Con el tiempo, se lava y la opacidad desaparece. Pero nuestro objetivo es limpiar el producto, no contaminarlo más. Por lo tanto, no recomendamos experimentar y limpiar el metal de arrastre con peróxido de hidrógeno.

Descubre aquí cómo elegir unos pendientes que combinen con tu rostro.

Método número 6: limpieza de plata con solución de amoniaco (amoniaco)

El amoníaco es el método más fácil, que hace frente al 100% a la limpieza de la plata con piedras. Devuelve el brillo original a las piedras tenues, disuelve las capas negras de la superficie en segundos. Todo lo que necesita hacer es verter amoníaco en un frasco que se pueda cerrar. Ponga sus anillos, cadena, aretes allí y agite vigorosamente. Una vez que la joyería esté limpia, enjuágala con agua y sécala.

El resultado en el rostro: los pendientes, pelados en solución de amoniaco, parecen nuevos. La suciedad se ha ido, las piedras brillan de nuevo.

De todos los métodos probados para limpiar joyas de plata, las soluciones de amoníaco y una combinación de refresco con papel de aluminio resultaron ser los mejores. El amoníaco disuelve rápidamente incluso las capas rebeldes en las áreas de difícil acceso del tejido entrelazado, da brillo a las inserciones preciosas sin dañarlas. La solución de soda no es de ninguna manera inferior en la calidad de la limpieza. Lo único es no limpiar los productos con insertos de esta forma, para que no se desprendan durante el remojo.

Si necesita batir su anillo o aretes, use pasta de dientes o lápiz labial .

A pesar de que el peróxido limpia bien el drag metal, en algunos casos reacciona violentamente con otras impurezas y forma una placa de la que es difícil deshacerse. Si desconoce su composición, no recomendamos limpiar sus artículos de plata de esta manera.

Leer: "7 trucos para evitar que el espejo del baño se empañe"

Vea el video sobre cómo limpiar rápidamente la plata con bicarbonato de sodio y papel de aluminio