Baberos (baberos)

Es muy agradable para cada madre ver a su hijo comer, a pesar de que el inquieto está constantemente dando vueltas y untando comida en la ropa o en la cara. El mismo puré delicioso se encuentra en juguetes, puertas y otros objetos diversos. En tales circunstancias, un bebé solo necesita un babero. En el pueblo existe un sinónimo de la palabra "babero", esta palabra es "babero".

¿Sabes cómo elegir el babero adecuado para tu bebé? ¿Qué tipo de baberos hay y en qué se diferencian unos de otros?

Los baberos difieren en el propósito, la apariencia y la edad para la que están diseñados. Al elegir un babero, cada madre debe recordar lo bien que come su bebé. Si un bebé deja caer solo una pequeña cantidad de comida en su ropa mientras come, entonces un babero de felpa suave será suficiente. Si su bebé está tirando mucha comida, entonces debe elegir un babero de plástico con un bolsillo para recoger la comida.

Los niños muy pequeños, menores de seis meses, son cuidadosos en la ingesta de alimentos, ya que su principal alimento a esta edad es la leche materna y la madre controla el proceso de alimentación por sí misma. Para estos bebés, el babero debe ser agradable al tacto, suave para no causar molestias y fácil de lavar.

A medida que un niño crece, su dieta cambia, se vuelve más variada y esa comida deja manchas difíciles de quitar en la ropa. Para evitar la contaminación de las cosas, debe comprar un babero hecho de un material más denso. Los baberos hechos de tela que están forrados con hule son ideales.

El babero de plástico se refiere a la artillería pesada en la lucha por la limpieza. Cuando un niño aprende a comer solo, todos los problemas con el lavado que hubo hasta este momento le parecerán una insignificancia. Un babero de plástico debe ser delgado y liviano. Los bordes del babero deben estar redondeados para contener la comida. Asegúrese de comprobar usted mismo si el babero puede rayar la delicada piel de su bebé.

Los niños, incluso cuando crecen, a veces necesitan un babero. Por eso, hay baberos a la venta que se realizan en forma de delantales. Se pueden usar cuando un niño dibuja con pinturas, porque es bastante difícil quitar las pinturas de una blusa.

Debe haber muchos baberos de tela para que pueda ponerle un babero fresco y limpio a su bebé antes de cada alimentación. Con el lavado diario, 5-6 piezas son suficientes para ti. Un babero de plástico es suficiente, ya que es muy fácil enjuagarlo con agua tibia después de cada toma.

Los baberos son con botones, velcro, lazos, con y sin mangas. Para los niños mayores se puede optar por un babero, que se sujeta con botones o lazos, ya que su coordinación de movimientos ya está formada, por lo que el babero no necesita fijación adicional. Para los bebés, es mejor comprar baberos con mangas, que se asemejan a un chaleco, vestidos al revés. El bebé no podrá quitárselo solo y la ropa permanecerá limpia después de la alimentación.

¡Buenas compras y buen provecho para tu bebé!